El Covid-19 nos ha puesto ante un reto, más allá del sanitario y el económico: ¿qué hacer mientras estamos en casa de cuarentena? Pasado el primer momento de shock, llega el de ponerse manos a la obra y sacar el máximo partido a cada minuto. Por ello, en este post hemos decidido explicarte cómo aprovechar tu tiempo en casa por el coronavirus. ¡7 sugerencias que te pueden ayudar en estos días!

 

Descansar y relajarse

 

Hemos querido empezar por este consejo porque es uno de los más importantes y también uno de los que más descuidados antes del estado de alarma. Víctimas del estrés y de la frenética rutina diaria, solíamos descansar poco y mal, durmiendo escasas horas por la noche y dedicando menos de lo necesario a la relajación. Pues bien: ahora las manecillas del reloj avanzan más lentas y los compromisos horarios parecen menos estrictos, así que puedes permitirte ir a la cama antes o levantarte más tarde. Por otro lado, puedes aprovechar la ocasión para iniciar terapias relajantes siguiendo las indicaciones de monitores online por YouTube o Instagram: yoga, pilates o tai-chi son algunas de las terapias que más te ayudarán.

 

Poner en orden tus armarios

 

La cuarentena es un buen momento para realizar uno de los viajes más complicados a los que te puedes enfrentar, pero más gratificantes a la vez: el que te lleva al fondo de tus armarios y de tu trastero, si lo tienes. Allí encontrarás pares de calcetines que creías olvidados, camisetas que te retrotraerán varios años atrás y objetos que harán aflorar tus mejores recuerdos. Es hora de hacer una buena limpieza de lo que ya no te sirve y volver a dar un nuevo uso a lo que creías perdido. Lo mismo puedes hacer con tu despensa y con los muebles de tu cocina, donde quizás estés almacenando productos que ya no te valen o que se han pasado de fecha. Y tras todo ello, descubrirás que tu casa es más grande de lo que creías. ¡Habrás liberado un valioso espacio para nuevos trastos!

 

Hacer alguna chapuza en casa

 

Otro de los consejos para aprovechar al máximo el tiempo en casa es, precisamente, dedicárselo a ella. Seguro que tienes un montón de ‘chapuzas’ y arreglos que has ido dejando para más adelante porque estabas demasiado liado/a con tu trabajo o tus estudios. Pues ahora no tienes excusa: aunque sigas teletrabajando o preparando tus exámenes, se te habrá liberado buena parte del día para ponerte con pequeñas reparaciones pendientes. Y remarcamos lo de ‘pequeñas’, puesto que un arreglo grande será inviable al no poder salir a comprar los materiales. Pero seguro que tienes en casa lo necesario para poner cuadros en la pared, sellar una junta con silicona, desatascar un desagüe o instalar una lámpara.

 

Leer, leer y leer

 

Es algo en lo que coinciden casi todas las personas: no sacamos el tiempo suficiente para leer. Antes de la cuarentena, buscábamos resquicios como los trayectos en tren o la espera en el ambulatorio. Aunque siendo sinceros, los teléfonos móviles han ido acaparando progresivamente esos ratos, limitando la lectura al cabecero de la cama. Pero ahora no tiene por qué ser así. Revisa con atención tu estantería de libros o date de alta en plataformas de ebooks, y recupera tu sillón favorito para abstraerte de la dura realidad durante el tiempo que dure tu próxima novela. Nota: abstente de leer La peste de Albert Camus, Los novios de Alessandro Manzoni o Muerte en Venecia de Thomas Mann. ¡Quizás no estemos en el momento más adecuado para leer historias de epidemias!

 

 

una tablet

Formarte y aprender cosas nuevas

 

Estar ocioso es un ‘mal’ en el que pueden caer las personas desempleadas. Y esto puede ocurrir también durante la cuarentena, independientemente de si has perdido tu trabajo o no. Pero en lo que coinciden todos los expertos es que el paro o, en este caso, el confinamiento es el momento perfecto para formarse, aprender cosas nuevas y perfeccionar el conocimiento que ya tienes sobre otras. Gracias a las plataformas digitales, ya puedes realizar cursos de prácticamente todo lo que te propongas: academias online especializadas o incluso universidades a distancia ofrecen educación reglada que puedes añadir a tu currículum. Algunos de los grandes éxitos en estas situaciones son los idiomas, en especial el inglés, puesto que existen muchos cursos intensivos con metodología interactiva muy útil. Pero las propuestas van mucho más allá de los idiomas y abarcan tanto disciplinas técnicas (informática, contabilidad, etc.) como cursillos para aprender algún hobby (guitarra, pintura, punto y cruz, etc.)

 

Iniciar nuevos proyectos en el mundo digital

 

Si algo ha quedado claro desde que empezó la cuarentena es que las nuevas tecnologías están más presentes en nuestras vidas de lo que creíamos. Y son más importantes de lo que pensábamos. ¡Nos han permitido seguir trabajando y manteniendo el contacto con nuestros seres queridos! Por ello, este puede ser un buen momento de ‘ponerse las pilas’ con ellas para cuando llegue el día después. Estas son algunas ideas sobre ello, tanto en la esfera personal como en la profesional y empresarial:

 

  • Usar nuevas aplicaciones de móvil

En el ámbito de la comunicación, algunas ya las habrás renovado forzosamente, como Skype, FaceTime o Hangouts. Pero puedes explorar otras muchas que harán tu vida más fácil: para vender productos de segunda mano, para ordenar tus archivos, para mejorar el rendimiento de tu dispositivo y protegerlo contra virus informáticos, etc.

 

  • Invertir online tu dinero en Bolsa

De acuerdo: todos los índices bursátiles del mundo están cayendo en picado. Pero eso tiene otra lectura: tarde o temprano, subirán. Y si aprovechas estos momentos para aprender dónde y cómo invertir parte de tus ahorros, lograrás aprovecharte de la inercia alcista que habrá cuando todo haya pasado. Ahora bien, no te dejes engañar por cantos de sirena y si es la primera vez que inviertes, déjate asesorar solo por verdaderos expertos, en productos de riesgo bajo.

 

  • Lanzar u optimizar tu página web

Si eres un profesional o tienes una empresa, contar con un sitio web es fundamental en estos días. Si aún no la tienes porque no le has podido dedicar el tiempo necesario a este proyecto, nada te impedirá hacerlo ahora. Y si ya la tienes pero no demasiado cuidada, es la ocasión ideal para optimizarla y mejorarla (posicionamiento SEO, tienda online, módulos de atención al cliente, etc.). De hecho, solo de esta manera podrás salir de la crisis mejor parado que la competencia.

 

Permanece junto a los tuyos

 

El último de estos consejos para aprovechar al máximo el tiempo no es, sin embargo, el menos importante. Si algo hemos entendido con el coronavirus es que no hay nada más importante que la salud y las personas que nos quieren. Algunos estarán pasando el confinamiento lejos de ti, pero puede que otras estén haciéndolo a tu lado: hijos, hermanos, padres, amigos, compañeros de piso… Este es el momento de estrechar lazos, de interesarte por ellos y, si es el caso, decirles que les quieres. La vida puede cambiar de un instante a otro, así que nunca es tarde para demostrárselo.