Vivir de la cuerdas vocales era algo que hasta hace poco solo podían hacer los cantantes o los actores de cine especializados en el doblaje. Pero ahora, y sobre todo gracias a Internet, hay otras muchas personas que pueden lograr importantes beneficios económicos por medio de algo muy sencillo: hablar. Eso es precisamente lo que te explicamos aquí. ¡Pon en práctica alguna de las propuestas que te damos en este artículo y gana dinero simplemente usando tu voz!

 

Tu voz es tu gran arma: sé locutor profesional

 

Si crees que tienes un don en tus cuerdas vocales (timbre, sonoridad, entonación, claridad, etc.), no lo dudes: gana dinero simplemente usando tu voz como locutor. La buena noticia es que Internet ha abierto nuevas puertas y posibilidades para todos. Si bien siguen existiendo agencias que centralizan estos servicios, han aparecido otras plataformas en las que es posible ofrecerse individualmente, entablando contacto directo o indirecto con el cliente final.

 

Plataformas online que te pagarán sólo por usar tu voz.

 

Existen dos grandes grupos de plataformas: las que no ejercen ningún tipo de intermediación y las que sí lo hacen. En el primer caso, el funcionamiento es sencillo: te registras y rellenas tu perfil indicando datos personales y profesionales, tales como tu lengua materna o tu tarifa. Cuando tu perfil esté validado, aparecerás en el directorio junto con otros profesionales. De esa manera, cuando un cliente necesita encontrar un locutor, busca y contacta directamente con quien encaje en su perfil ideal. Algunas de estas plataformas son:

 

Voice123: es una de las más importantes a nivel mundial y está especializada en actores de voz o dobladores

World Wide Voices: trabajan en más de 50 idiomas

Bunny Studio Voice: especializada en el mundo de la locución periodística y publicitaria

Fiverr: se trata de una plataforma global que abarca todo tipo de servicios, entre los cuales está la música y el audio. Nació como espacio para vender o comprar productos y servicios por 5$, de ahí su nombre, pero ya se ha ampliado a cualquier tipo de tarifa. No obstante, sigue manteniéndose como un espacio de servicios baratos o muy baratos, por lo que la competencia puede ser dura

 

En el caso de las plataformas con intermediación, éstas reciben el encargo del cliente y publican el proyecto en su web con unas condiciones específicas (tarifa, fecha de entrega, etc.). De este modo, el encargo se gestiona dentro de la plataforma, con un alto grado de especialización para dar cobertura al cliente y al proveedor durante todo el proceso. Algunos de los sitios web que funcionan de este modo son:

Bodalgo: muy utilizado en el ámbito periodístico

Filmless: especializado en la locución de videos corporativos

 

Qué necesitarás para ganarte la vida así

 

Todo el que gana dinero hablando necesita, sí o sí, un pequeño estudio de locución en casa. Pero a pesar de lo imponente de este concepto, en la actualidad se pueden crear estudios muy buenos con inversiones moderadas o bajas. En cualquier caso, lo que no podrá faltar en el tuyo es:

Un micrófono de locución: descubrirás, si no lo sabes ya, que hay infinidad de micrófonos, pero no todos son adecuados para la locución. Algunas marcas que tiene buenos modelos para empezar son Audio Technica, Rode o AKG

Un programa de edición: serán válidos los programas de edición de vídeo, como Sony Vegas, Final Cut o Adobe Premiere. Pero también hay otros específicos para la voz, como Pro Tools First, o bien otros con versión gratuita, como por ejemplo Audacity

Unos auriculares de diadema: son los que te permitirán escuchar mejor todos los matices del sonido durante la edición, pues ofrecen un buen aislamiento del ambiente y un sonido más envolvente

Acondicionamiento acústico de la habitación: necesario cuando se quiere lograr un audio de alta calidad, evitando ecos o el clásico sonido enlatado que producen salas no acondicionadas. Las planchas más económicas para forrar las paredes son las de copoprén

 

¿Qué salidas hay como locutor independiente?

 

Ahora que ya sabes dónde y como usar la voz para ganar dinero, te vendrá bien conocer cuáles son los sectores en los que hay más posibilidades de encontrar clientela. El mundo de la publicidad es uno de ellos, dirigido principalmente a anuncios radiofónicos, pero también hay otras posibilidades, como los anuncios o cuñas por megafonía, en eventos multitudinarios o en centros comerciales, por ejemplo. El periodismo, que ha visto crecer el número de trabajadores freelance en los últimos años, es otro nicho, en concreto para la radio tradicional y online.

Como hemos visto más arriba, el mundo de la interpretación o doblaje también requiere de este tipo de profesionales. Importante es, por otro lado, el mundo del e-learning, no solo en podcasts sino también en recursos audiovisuales que necesitan voz en off. Y mención especial merece un sector en auge y que previsiblemente lo seguirá haciendo en el futuro: los audiolibros, que requieren de locutores para grabar sus historias en audio, puesto que los programas automáticos aún no proporcionan la naturalidad de una voz real.

 

 

microfono

Gana dinero hablando sin ser profesional

 

No solo los locutores profesionales saben como usar la voz para ganar dinero. En la actualidad hay otras opciones que te pueden dar buenos resultados a corto, medio y largo plazo, como te explicamos a continuación. La gran ventaja de esta opción es que no necesitas tener unos medios técnicos tan buenos como los que se exigen en el anterior apartado, por lo que tu inversión económica será muy limitada o casi nula.

En todos estos casos, el audio que generes no será, en sí mismo, el producto que te reporte beneficios económicos, sino más bien un medio para lograrlo. Es decir, no te pagarán sólo por usar tu voz. Lo harán en realidad por lo que cuentes con ella. Por tanto, tendrás que ser capaz de crear o recopilar contenido de calidad que, tras locutarlo y difundirlo, te proporcione ingresos. Te lo mostramos con tres ejemplos, aunque seguro que con un poco de imaginación hallarás otros muchos.

 

Recita literatura en un canal de YouTube

 

Aunque YouTube es una plataforma de vídeo y, por tanto, basado en la imagen en movimiento, también es posible subir clips de voz sobre imagen fija. En este caso, los beneficios llegarán por la vía de los anuncios, con Google AdSense, para lo cual necesitarás tener muchas visitas a tu canal. Un tema que puede tener el suficiente gancho como para atraer a una importante audiencia es la literatura. Y más concretamente, la literatura de hace décadas o incluso siglos. ¿Sabías que todas las obras literarias pasan a ser de dominio público pasados una serie de años? En España, por ejemplo, son 70 u 80 años a partir de la muerte del escritor. Por tanto, puedes hacer una labor de recopilación de las mejores poesías o fragmentos de libros para después recitarlos en tu canal. Y si tienes un don creativo y puedes escribir tus propios textos, ¡adelante con ello!

 

Crea tus propios podcasts

 

¿Crees que eres tan experto en alguna materia como para dar consejos sobre ella? En ese caso, crea tu web o tu blog para promocionarte y, a través de dicha plataforma, establece un sistema de suscripción a tus propios podcasts. Por ejemplo, a un precio de 9,90€ al mes por un servicio de podcast semanal. Algunas áreas en las que esta modalidad funciona bien es el marketing online o la informática, pero tu especialidad puede tratarse de un nicho que aún no haya explotado nadie. Las opciones son muchas: educación canina, divulgación científica, motor, etc.

 

Clases de idiomas por WhatsApp

 

¿Eres profesor de idiomas o dominas alguno a tal nivel como para dar clases particulares a alumnos? ¿Has reparado alguna vez en las posibilidades de WhatsApp en este sentido? Enviar y recibir notas de voz puede ser una extraordinaria manera de practicar dos de las cuestiones más difíciles para cualquier estudiante: el habla y la escucha. La modalidad de ingresos en este caso es directa: tú estableces el precio, ya sea por un servicio basado 100% en esta vía, o como complemento a las clases presenciales, cobrando un plus por ello. Sin duda, un sistema que tiene dos ventajas: lo podrás explotar en clases a distancia y no requiere de ninguna inversión técnica, pues el micrófono de tu móvil será suficiente.