¿Cómo ganar dinero con el marketing de afiliados? Esa es una pregunta que se hacen muchas personas, puesto que este sistema se ha convertido en una de las mejores formas de monetizar un blog o de conseguir ingresos a través de Internet. Como cualquier otro método, puede dar muy buenos resultados, pero para ello hay que tener paciencia y hacer las cosas bien desde el principio. Por ello, en este post te contamos cómo empezar con el marketing de afiliados, mencionando algunas plataformas que se dedican a ello y dándote consejos para abrir camino en esta interesante fuente de ingresos.

 

El marketing de afiliados: qué es y qué no es

 

A menudo se comenta sobre el marketing de afiliados que es el futuro de la publicidad en Internet y que va a desbancar a Google AdSense. Sin embargo, lo que se está apreciando en la actualidad es que son dos sistemas destinados a convivir, pues tienen características y ventajas diferentes.

En el marketing de afiliados entran en juego cuatro partes:

 

El anunciante: la empresa que paga para que sus productos o servicios tengan más ventas

El afiliado: la persona que ofrece su espacio para promocionar dichos productos o servicios

El visitante: el internauta que pincha en el enlace y realiza la compra

La plataforma de afiliados: se encarga de contabilizar los clicks y las ventas generadas a través de ellos. Cobra a los anunciantes por este servicio y paga a los afiliados por las ventas propiciadas

 

En el sistema de pay-per-click también están presentes estas cuatro partes, siendo Google AdSense el equivalente a la plataforma de afiliados del punto 4. Pero el marketing de afiliados se basa en un win-win mucho más evidente. Y desde el punto de vista de un anunciante, eso es lo que lo hace tan atractivo: el anunciante sólo paga por los clicks que acaban generando una venta. En cambio, en Google AdSense el anunciante paga por todos los clicks, muchos de los cuales no acaban materializándose en una venta. Por tanto, el pay-per-click puede generar en el anunciante una cierta sensación de pagar ‘en balde’, mientras que en el marketing de afiliados el anunciante paga ‘muy gustosamente’, puesto que ese gasto siempre le merece la pena: es una inversión con retorno tangible.

 

Desde el punto de vista del afiliado, este sistema también es más interesante en cuanto a beneficios. El sistema de pay-per-click de Google paga poco por cada click, en ocasiones 0,01€ ó 0,02€. Por tanto, para conseguir unos ingresos considerables, es necesario generar muchos clicks. Sin embargo, en el marketing de afiliados eso no es así. Pongamos como ejemplo un anunciante que ofrece el 10% de la venta de un producto que cuesta 100€. Por tanto, cada click que termina en venta le reportará al afiliado 10€.

 

Esto hace que vivir del marketing de afiliados, que se basa en la ‘calidad’ de los clicks, sea mucho más factible que vivir de Google AdSense, que se centra en la ‘cantidad’ de los clicks.

 

Cómo funciona y qué necesitas

 

Para poder dedicarte al marketing de afiliados necesitas un espacio en el que añadir enlaces a los anunciantes. Lo más habitual es un blog, y cuanto más tráfico de visitantes tenga, más posibilidades habrá de generar clicks y, por tanto, ventas. Sin embargo, esto no es imprescindible: también puedes introducir links en tus redes sociales, si tienes la suerte de contar con muchos seguidores. Otra opción son los correos electrónicos, por ejemplo en las newsletters a suscriptores o en respuestas a emails de clientes solicitándote consejos sobre determinadas cuestiones.

 

Tras tener claro este punto, podrás darte de alta en una plataforma o servicio de afiliación. El alta es parecido al que se efectúa en cualquier red social, aunque en este caso te pedirán datos específicos sobre tu actividad. Por ejemplo, tu página web o blog y el tráfico de visitantes que tienen al mes. Las plataformas más estrictas te exigirán acreditar un mínimo de tráfico y, si no llegas a esa cifra, no te admitirán en sus programas. Aunque por suerte, no todas las plataformas son así, como veremos.

 

Tras aceptar tu solicitud, te asignarán un ID y te crearán un perfil con su respectivo panel de control. Ahí podrás hacer seguimiento de la actividad de tus clicks: cuántos se han producido, cuántos han acabado en venta, etc. La forma que tienen estas plataformas para realizar el seguimiento es variado, pero habitualmente es por medio de parámetros y cookies:

 

Parámetro: es una especie de código único para cada afiliado que se añade al final del link. Por ejemplo: “_parametro1” que quedaría así en una url: “http://www.paginadelanunciante.com/producto_parametro1”

 

Cookie: se instala en el navegador del visitante que ha pinchado en el enlace y permanece activa durante un tiempo, generalmente 30 días. De esta manera, la plataforma de afiliados puede saber si dicho visitante ha comprado el producto gracias al enlace en cuestión

 

En el mencionado panel de usuario del afiliado, se contabilizan los ingresos que se van generando día a día. Y cuando se llega a una determinada cifra, la plataforma emite una transferencia con el importe total. Como ves, todo el funcionamiento está estandarizado y bien monitorizado. Por tanto, con una buena estrategia y mucho trabajo, podrás vivir del marketing de afiliados.

 

portatil

Qué plataformas de afiliados existen

 

Existen numerosas plataformas en la actualidad, que podríamos agrupar en tres clases. Por un lado, las plataformas o agencias de publicidad online que trabajan con muchos anunciantes. Por otro, los grandes marketplaces que tienen su propia plataforma de afiliados. Y por último, portales web temáticos que también cuentan con un servicio de afiliados propio y exclusivo. Veámoslas:

 

 Plataformas por agencias de publicidad

 

Hay muchas, pero en la lista que te mostramos a continuación están las más famosas. Su actividad se basa en los servicios de promoción de terceras empresas, por lo que funcionan a modo de agencias de publicidad. Una ventaja de estas agencias es que a menudo no sólo pagan por cada click que termina en venta, sino también por otras conversiones más generales: por ejemplo, clicks que terminan en una suscripción o en la descarga de un contenido (lead magnet).

 

CJ Affiliate: tiene gran implantación en Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, España, Suecia y Francia, con firmas de gran prestigio

Awin: está presente en una veintena de países, con anunciantes de sectores muy variados, tanto de productos físicos como online

Rakuten Marketing: es la antigua Linkshare, una de las pioneras en la materia

 

Grandes marketplaces

 

Amazon: es el gigante de nuestro tiempo y, como tal, no podía descuidar la estrategia de afiliación. Se llama Amazon Afiliados, con comisiones de entre 3% y 10% en muchos casos. La popularidad, prestigio y variedad de productos de esta plataforma son tan grandes que ha propiciado la aparición de blogs específicos encargados de hacer comparativas de productos, con sus respectivos enlaces

 

Clickbank: es una de las más interesantes por muchos motivos. Tiene una gran incidencia a nivel mundial, cuenta con una amplísima variedad de categorías y sus comisiones suelen ser bastante altas. Los productos en venta en este marketplace son mayoritariamente digitales, por lo que se adaptan bien a una estrategia de monetización online

 

Hotmart: otro marketplace en el que los servicios de afiliación están muy implantados y desarrollados. En este caso, para la venta de productos y servicios de e-learning

 

Empresas con su propio sistema de afiliados

 

Aunque su variedad de productos es mucho más reducida, pues se limita a los de su propio catálogo, tienen otras ventajas. Por ejemplo, son menos estrictos a la hora de admitir a afiliados, sin exigirles webs o blogs de enorme tráfico. Es decir, pueden admitir en el programa a expertos en la materia, capaces de generar pocas visitas pero de mucha calidad y grandes posibilidades de venta. Estos son algunos ejemplos:

 

Civitatis: operador del sector turístico que vende experiencias, como visitas guiadas o entradas a monumentos

Booking: pagan una comisión cada vez que se genera una reserva en uno de sus alojamientos

Ticketmaster: uno de los líderes en la venta de entradas para eventos deportivos, conciertos y demás

 

Muchas más empresas de las que te imaginas ofrecen programas de afiliación. Por tanto, te recomendamos que acudas a los líderes del sector en el que te manejas y busques en su web si tienen un apartado dedicado a afiliados. Moda, viajes, hostelería y electrónica son algunos de los más dinámicos en este aspecto.

 

Cómo ganar dinero con el marketing de afiliados: consejos

 

Ya te hemos explicado cómo empezar con el marketing de afiliados, explicándote qué es, qué elementos entran en juego y dónde puedes llevar a cabo tu estrategia. Así que ahora te damos algunos breves consejos que podrás poner en práctica poco a poco, a medida que vayas avanzando en tu día a día como afiliado.

 

Elige bien las plataformas en las que darte de alta: no hace falta que estés activo en todas ellas, sino sólo en las que más te interesan en función de tu sector

 

Elige bien tus propuestas, preferiblemente las de calidad, pues tu prestigio va aparejado al del producto o servicio que recomiendas

 

Valora el equilibrio entre trabajo realizado y beneficio potencial: si ya tienes una web o un perfil social con mucho tráfico, puedes optar por programas con menor beneficio por venta, puesto que la gran suma total de pequeños ingresos te compensará. Si no dispones de ese espacio de mucho tráfico, dedicar mucho tiempo a promocionar esos productos no te merecerá la pena, por tanto debes centrarte en aquellos que te reporten gran margen de beneficio en cada operación

 

Sitúa el enlace en un lugar visible… pero sin exagerar: situar tu enlace de afiliado en mitad de un texto largo y con una simple palabra como anchor text hará que el enlace pase totalmente desapercibido. Pero situarlo en un GIF demasiado llamativo, con flechas y otros recursos exagerados puede producir un efecto contraproducente. Por tanto, busca naturalidad y facilidad para el usuario.